Comunidad de artes marciales y afines
 
Home  ÍndiceÍndice  FAQFAQ  Blog  Buscar  Registrarse  Conectarse  

Comparte | 
 

 Taidokai Kenpo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
MYVT
Nuevito
Nuevito


Frase : Usuario
Cantidad de envíos : 33
Localización : Buenos Aires, Argentina
Fecha de inscripción : 25/03/2011

MensajeTema: Taidokai Kenpo   Dom Mar 27, 2011 12:06 am

Encontré en un foro un artículo que escribió Manuel E. Adrogué (Seguramente muchos de ustedes lo deben conocer) para la revista Judo Karate en el año 1992.

El artículo original se encuentra en la página de Aikikai Argentina.

ENTREVISTA AL SENSEI KENZO MIYAZAWA
Revista Yudo Karate Nº217- Año 1992

La experiencia marcial

Cuando Steven Seagal muestra la validez del Aikido en combate y Jeff Speakman expone cómo el Kenpo lo convirtión en el “arma perfecta”, en Argentina vive un maestro de singulares cualidades. Se llama Kenzo Miyazawa y fue el introductor de ambas disciplinas en el país y actualmente es la más alta autoridad en actividad en ambas especialidades. Golpes, saltos, palancas, lances y armas tradicionales forman parte de la enseñanza que imparte precisamente desde que llegara a estas playas.

Hoy en día en las artes marciales está muy en boga practicar múltiples estilos. Pero también es sabido que quienes generalmente optan por ese camino no llegan demasiado lejos. Da la impresión que se requieren muchos años para lograr una base y así poder desarrollar habilidades y sutilezas propias del estilo. Y después-sin abandonar el previo- dedicarse a aprender otro compatible y complementario del anterior. Entonces vale la pena conocer a alguien que sí l haya logrado. Vale la pena conocer a Kenzo Miyazawa.
Hombre de actitud distante, parco hasta que revela cordialidad y simpatía en el trato. De estatura mediana para su origen japonés, se mantiene vigoroso por la constante práctica. Poco afecto a figurar en exhibiciones, torneos y eventos que reúnan a personajes del ambiente de las artes marciales, es sin embargo, conocido por quienes se iniciaron a fines de los 60 y principios de los 70.
Además de hacer conocer el singularísimo Aikido, Miyazawa fue quien irrumpió hace más de una década con un nuevo término: Kenpo. Como en sus tiempos fuera el Kung Fu y luego el Ninjutsu, hoy es el arte que llama la atención de muchos practicantes. Es por eso que Yudo Karate decidió entrevistar al máximo exponente local.

La verdad de una disciplina

Nos dirigimos al mismo lugar que ocupó todos estos años, el Miyazawa Dojo, sede de la Asociación Argentina de Aikido y la Asociación Argentina Taidokai Kenpo. Ubicada en una zona residencial, excepto por un letrero de madera, el visitante encuentra una casa particular, en lugar de la tradicional imagen de “gimnasio central”.
Pasando el portón, en el fondo de la casa, varios alumnos realizan en pareja o individualmente, distintos movimientos de defensa sobre un tatami. En las paredes, cuelgan los bokuto, “jo”, tambo y tanto para la práctica con armas tradicionales. Del otro lado, un ventanal muestra un jardín donde un hombre de rasgos orientales, riega pacientemente las plantas. Es Miyazawa.

–¿Cómo fueron sus comienzos en las artes marciales?

Fue hacia 1948, en Tokio, con grupo de profesores que habían regresado de la guerra en China. Los principales se llamaban Yamada y Susuki. Tenía cerca de 11 años y estábamos en un parque junto con unos amigos jugando al béisbol. Dos o tres muchachos más grandes que nosotros (andaban por los 25) se acercaban frecuentemente a mirar. Un día los invitamos a participar. Ex -soldados que estudiaban en la universidad. Al tiempo me enteré que eran practicantes de judo y que cuando estuvieron en China, aprendieron disciplinas marciales de aquel país, entre ellas lo que llamaban Kenpo Karate ( o en chino Chuanfa Tang Shou o “sistema de boxeo de la mano china). Así fue como empecé a practicar con ellos en un templo al aire libre. Un lugar con árboles y mucha tranquilidad para trabajar.

– ¿Cúal es el estilo que practicaban?

No tenía nombre, sólo era Kenpo. La modalidad la marcaba cada profesor. Alguno le puso su nombre al estilo, pero a nadie le importaba. Las formas se enseñaban desordenadamente y no había un sistema. Eran técnicas sueltas aunque las íbamos aprendiendo de a poco. Más tarde tuve que desarrollar un método ordenado.

– ¿Cúanto tiempo practicó con ellos?

Alrededor de seis años hasta que se fueron.

– ¿Supo quienes habían sido sus maestros en China?

No tuvieron uno en particular, sino que aprendieron de muchos según los distintos lugares por donde pasaron. Lo mismo pasó con otros practicantes como So Doshin, líder del Shorinji Kenpo.

– ¿Y cúal considera es la razón por la que distintos estilos de Kenpo tienen un tipo de movimiento en común, distinto al característico de las artes marciales chinas?

Es verdad, no sólo cambió el nombre. Pero algunos mantuvieron el movimiento más cercano al original. En Japón existen miles de escuelas de Kenpo, algunas con movimientos muy circulares y amplios… “muy chinas”.

Kenpo y Aikido

Con parsimonia, cuenta cómo llegó a conocer las demás disciplinas que practicó. Es un gusto escucharlo. Mi padre era esgrimista y practicó Kendo cuando era chico. Luego vino el Kenpo y el Karate, alrededor de los 18 o 19 años. Como dijo sucedió que los instructores de Kenpo se iban yendo y yo quería seguir practicando. Durante un par de años seguí con el Karate con M. Nakayama, como jefe de profesores. Aquí en Argentina conocía a Maya .

– ¿Cómo compatibilizó las técnicas del Kenpo con las de Karate?

Cuando practicaba trataba de aprenderlo bien y me gustaba. De todos modos, por mi cuenta seguí con el Kenpo.

– ¿Incorporó movimientos o principios del Karate al sistema de Taidokai Kenpo que usted enseña?
No. El Kenpo es más “redondo” y suave como el boxeo. Está basado en el giro constante, en el uso de la cadera. Nunca choca, siempre esquiva. Se practican caídas, lances y palancas. Buscamos velocidad y relajación. Por cada golpe del otro el Kenpo debe poder ejecutar tres. El Karate es más directo. A mi criterio el Kenpo tiene más “estilo”. Al Karate lo veo un poco rígido que puede no resultar beneficioso para la salud cuando se es una persona mayor. En eso el Kenpo es mejor. Y el Aikido mucho más. Puede practicarse solo, con técnicas de respiración y mejorando con la edad. Sin embargo, valoro mucho al Karate porque me sirvió como experiencia.

– ¿ Y el Aikido?

Lo practico desde los 21 años hasta que llegué a la Argentina en 1964, a los 27 años, de lunes a viernes, cada día con un profesor distinto, entre los que estaba “Waka sensei” (el profesor joven, actual Doshu)Kishomaru Ueshiba, hijo de Morihei, fundador de la disciplina y a quien tuve la suerte de conocer.

– ¿Qué pasó después?

Una vez aquí comencé a enseñar Aikido mientras hacía Kenpo a solas. Ocasionalmente enseñé Karate en Kumazawa, cuando faltaba algún profesor, aunque no tenía graduación. En realidad, en Kenpo tampoco la hay, sino que es una forma de organizar a los alumnos. Después vino a buscarme Itaya para organizar torneos. También por estos tiempos, practicaba con el profesor Tsuchya cuyo estilo era muy distinto. Después seguí con Itaya. Además de enseñar, arbitraba campeonatos, hasta que murió, momento en que abrí del Karate.

– ¿Por qué?

Estaba con él porque era mi amigo, pero luego todo comenzó a girar en torno a la competición. Mi relación era de compañeros y yo les mostraba un poco de Kenpo después de su clase, junto con Higa y García Maañón. Al dejar el Karate empecé a enseñar Kenpo de manera más ordenada. También incorporé el Aikido. Desde entonces enseñé ambas disciplinas, manteniéndolas separadas. No es bueno mezclarlas, aunque el fin es el mismo, los caminos son distintos.

– ¿Qué fue lo que le llamó la atención del Aikido cuando ya tenía idea de combate, tanto por Kenpo como por el Karate?

En principio, la falta de competición. Nunca me gustó porque habiendo aprendido desde joven un estilo con tanta riqueza técnica, me molestaba que me dijeran…”esto no vale, aquello no se puede”. Sin embargo, era joven y en la calle era otra cosa.

– ¿Y que hay de las técnicas de makiwara y rotura?

Si bien las practiqué de adolescente, golpear makiwara y romper tejas, no tiene sentido. Estas no contratacan, pero impactar constantemente el cuerpo contra objetos duros, provoca repercusiones en el cerebro. De tener que golpear algo, prefiero que sea una bolsa.
Un arte particular
Estaba buscando algo nuevo que aprender y encontré el Aikido. “Vino un amigo-cuenta- y me dijo que había descubierto algo nuevo llamado de esa forma. Fui al dojo y encontré practicantes arrojándose fuertemente por el aire, unos a otros. Al día siguiente corrí a inscribirme.

¿Por qué el Kenpo no se ha difundido tanto como el Aikido?

Debe ser porque para mi siempre fue algo secundario. No puedo decir que no me guste más uno que el otro, pero el Aikido es más profundo. Puede ser también que cuando aprendí Kenpo era muy chico y bastante maduro al encontrarme con el Aikido, que además tiene mucha filosofía.

En el combate callejero, un aikidoka que nunca haya ejecutado golpes, que no está minimamente acostumbrado a recibirlos, ¿puede ser efectivo?

Sí, lleva más tiempo que otras artes marciales, pero puede ser muy efectivo. Si ha practicado bien, funciona. Una ventaja del Aikido es que aleja lo negativo. La gente tiendo a no atacar al aikidoka

¿Y qué hay del ki? ¿Ud. lo ha experimentado?

Sí, existe y se lo puede manejar. Para aprender hacerlo hay ejercicios para su desarrollo y control. En realidad, estos también existen en Kenpo, pero no se enseñan. Lo muestro como defensa. El Taidokai es el nombre del ordenamiento que hice de lo aprendido en el Japón, alrededor de 50 katas diferentes de las que seleccioné y ordené las que practicamos acá.

¿Cuántas son?

Tenemos siete katas básicos , de los cuales muchos son practicados de a dos, hacia derecha e izquierda. Fui agregando y quitando formas a través de los años, aunque no inventadas por mi, solo las reordeno.

¿Por ejemplo?

Dado que mis instructores aprendieron de muchos profesores, las formas tienen distintas características. Como trato que todo aquello que practicamos mantenga el mismo estilo, suprimí algunas por ser muy duras (como Karate) y otras por muy blandas (Kung Fu). Hay cortas y muy largas. Hasta el momento llegamos a doce, aunque la idea es completar 21.

¿Qué buscan con sus katas?

La potencia necesaria, no la máxima. En Karate, un golpe mata,; en Kenpo, diez desequilibran. Es un estilo cuya técnica va cambiando y siempre asentado en lo que aprendí.

¿De dónde salen las técnicas de armas que enseña a sus alumnos?

En Kenpo aprendí tanbo (palo corto) aunque enseño aikido-jo (bastón de Aikido) y aikiken (sable de Aikido); además de iaido-do (ténica de desenvainado con el sable verdadero).

¿Y dónde aprendió el Iai-do?

Aprendí el Katori Shinto Ryu en Chiba, que es la zona donde nací y es muy fuerte esa escuela. Me lo enseñó mi padre y un amigo suyo que era décimo dan de Kendo. En ese momento no era tan deportivo y se practicaba con bokken (bokuto, sable de madera), shinai (sable de bambú, conel que se compite) y katana (sable verdadero) para Iai.


Con respeto y cortesía, Miyazawa se levantó. La entrevista había concluido. Un alumno nos acompañó hasta el portón de salida, mientras el introductor del Aikido y Kenpo en la Argentina, continuó regando las plantas de su jardín…parsimonionsamente.

Manuel E. Adrogué


Simple y armónica eficacia

Tomando como parámetro a otros estilos, el Taidokai Kenpo se muestra en sus prácticas (ya que la verdadera descripción se ajustaría a la reacción del ” kenpoca ideal” , en un combate callejero) muy sencillo y sutil a la vez.. Si bien es rico en variedad, hay una serie de pautas básicas de combate a un paso.
Ante un ataque, el kenpoca se desplaza en diagonal hacia delante, con un leve giro, de modo tal de quedar mirando hacia el centro de la acción, que es el atacante.
Por lo general, dicho desplazamiento está ejecutado por el lado ciego (espalda) del agresor, a fin de imposibilitarle combinar otro ataque a la vez, desorientarlo.
Nunca debe enfrentar el ataque, sino que el defensor debe ser absorbido por el vacío, al que va mientras ejecuta un contragolpe y bloqueo simultáneo-en realidad, el bloqueo es un reaseguro- ya que el “taisabaki” (desplazamiento del cuerpo) habrá neutralizado la agresión.
En Taidokai siempre hay que estar en guardia. Al golpear con el puño al rostro deben protegerse las costillas; si el golpe es bajo, cubrirse la zona alta. Mantenerse cubierto es una prioridad y al patear hay que poner atención en resguardar la zona genital.
La otra ventaja de esta alerta constante estriba en que los brazos están más cercanos -comparados con el puño en la cadera de otros estilos- para realizar combinaciones muy practicadas en Kenpo. Sin embargo, el Taidokai no debe ser imaginado como el Kenpo Karate de Ed Parker: no está basado en seguidillas ultrarrápidas de golpes, sino en movimientos circulares que desde el centro del agresor, trasladan la acción al centro del que defiende. Esto se logra con posturas cortas y ágiles: defensas que no colisionan, sino que redirigen y un sistema de golpes y palancas perfectamente integrados.
Casi todas las técnicas de defensa finalizan con el atacante en el suelo, rematándolo con algún golpe certero en algún punto crítico de su anatomía. Siendo tal la versatilidad que se pretende del kenpoca, es entrenado en estos principios básicos, no enunciados por el profesor, sino surgidos de la práctica y la observación.
Por ello, -evitándose transformarse en algo más rápido, lineal y desnaturalizado- todo está ejecutado a una velocidad media (más o menos el 80% de la real), desalentándose los amagues, buscando establecer una relación entre los combatientes y donde prime la técnica por sobre los atributos físicos.
Sin embargo, son muy bien entrenados, particularmente la flexibilidad y resistencia muscular.
Es curioso, que tratándose de un estilo tradicional, se ajuste de manera notable a los conceptos de biomecánica propuesto por “lo último” en artes marciales; relajación, utilización de la cadera, simultaneidad entre golpe y desplazamiento.
Lo que resulta llamativo también, es que empleando los miembros superiores en toda su extensión, no se hace lo mismo con los inferiores -la rotación de cadera difiere en ambos-, lo que da a las patadas, predominantemente a la zona media y baja, un estilo especialmente japonés. Sucede que las combinaciones y relación entre los combatientes exigen mantener una misma distancia, donde las piernas sean manejadas con destreza en distancias relativamente cortas.
En los golpes con el pie, el centro se mantiene bajo, procurando precisión en cada aplicación.
En cuanto a la evolución del estilo, el profesor Miyazawa asegura que todo es Kenpo en un ciento por ciento. Las palancas son más cortas y más directas que las del Aikido, pero sus más antiguos alumnos de Kenpo aseguran que dentro del estilo ven cambios: las posiciones que siguen siendo las mismas, tienden a acortarse y la guardia es progresivamente más compacta.
La idea es que los practicantes tengan una exposición completa de las artes marciales, practicando caídas, movimientos acrobáticos, golpes y defensas desde variadas posiciones ( se lo hace desde “seiza” tradicional forma de sentarse en Oriente.)
Los alumnos intermedios y avanzados son instruidos en clases especiales de armas y los rudimentos del Sotaijutsu (técnica de manejo del cuerpo, similar al Shiatsu que hace recordar aquello de que “quien conoce como quitar la vida debe saber cuidarla y conservarla”) que Miyazawa aprendiera en Japón y perfeccionó después durante el intercambio con otros profesores.
Así el Taidokai Kenpo un arte amplio que creció a través de las enseñanzas de un hombre que sostiene el aprendizaje constante, buscando las fuentes del conocimiento. Algo para aprender….
Yudo Karate Nro 197 . Julio 1992.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Si bien no encontré un video del Sensei Kenzo Miyazawa demostrando su Taidokai Kenpo, sería interesante, si alguno de ustedes tuvo la suerte de practicar con él, nos comente su experiencia.

Saludos
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Marais
Practicante
Practicante


Frase : Aikido
Jazz (L)
Femenino Cantidad de envíos : 3535
Localización : Argentina
Fecha de inscripción : 04/11/2008

MensajeTema: Re: Taidokai Kenpo   Mar Mar 29, 2011 11:17 pm

Muy interesante, no llegué a conocer a Miyazawa, ya que me uní al Aikido muuuucho después doki y desconozco en verdad cómo es el Tadokai Kenpo Wink
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
MYVT
Nuevito
Nuevito


Frase : Usuario
Cantidad de envíos : 33
Localización : Buenos Aires, Argentina
Fecha de inscripción : 25/03/2011

MensajeTema: Re: Taidokai Kenpo   Mar Mar 29, 2011 11:57 pm

Marais, ¿con quién practicás Aikido?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Marais
Practicante
Practicante


Frase : Aikido
Jazz (L)
Femenino Cantidad de envíos : 3535
Localización : Argentina
Fecha de inscripción : 04/11/2008

MensajeTema: Re: Taidokai Kenpo   Miér Mar 30, 2011 6:46 pm

Esta clase de info suelo reservármela en cuestión de foros doki

Pero es Aikido Aikikai Wink
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
MYVT
Nuevito
Nuevito


Frase : Usuario
Cantidad de envíos : 33
Localización : Buenos Aires, Argentina
Fecha de inscripción : 25/03/2011

MensajeTema: Re: Taidokai Kenpo   Miér Mar 30, 2011 8:31 pm

Entonces quizás conozcas a profesores como Clemente Ramos, Carlos Coca. Con éste último comenzamos juntos en el '91 aproximadamente; después yo dejé.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Marais
Practicante
Practicante


Frase : Aikido
Jazz (L)
Femenino Cantidad de envíos : 3535
Localización : Argentina
Fecha de inscripción : 04/11/2008

MensajeTema: Re: Taidokai Kenpo   Miér Mar 30, 2011 8:52 pm

No los conozco, igual no empecé hace mucho (hará cuestión de unos cuatro años) Smile
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Taidokai Kenpo   

Volver arriba Ir abajo
 
Taidokai Kenpo
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
El Quinto Anillo :: General :: Artes Marciales y Cultura Asiática-
Cambiar a: